Hotel o apartamento. Nuestra experiencia con Homeaway

hotel o apartamento, nuestra experiencia con Homeaway

Cuando llega la hora de planificar un viaje, una de las preguntas más importantes que nos hacemos es ¿dónde nos alojamos? Hotel o apartamento.  A menudo, en los anuncios de televisión las webs dedicadas al alquiler de apartamentos para vacaciones se anuncian como la alternativa más económica a los hoteles.  Bajo mi experiencia, si nos atenemos única y exclusivamente a buscar un alojamiento bueno y a buen precio, mi impresión, es que de un tiempo a esta parte han proliferado hoteles modernos dotados solo de lo imprescindible pero de mucha calidad y a muy buen precio, por lo que no tengo claro que un apartamento sea en este sentido la opción más barata. Entonces ¿cuando escoger un apartamento como alojamiento? Ésta puede resultar una buena opción sobre todo si se viaja en familia o con más de dos personas, también si el viaje va ha durar más de cuatro días.

hotel o apartamento, nuestra experiencia con Homeaway

Para los que viajamos con niños suele ser una de las mejores opciones, primero porque cuentas com más espacio que en una habitación de hotel, segundo por que al tener cocina el tema de la alimentación de los niños es mucho más sencilla, tanto para preparar comidas como para calentar leche o papillas sin tener que estar pidiendo favores en recepción.  Además es muy reconfortante la sensación de tener tu propia casa en destino, sobre todo al final del día, cuando llegas muerto después de haber pateado media ciudad.

Nuestra experiencia con Homeaway

A principios de marzo visitamos Bilbao, fue un viaje de una semana de duración, por lo que desde el principio tuvimos claro que nuestro alojamiento debía ser en un apartamento.  Buscamos en los diferentes portales de alquiler de viviendas para vacaciones que conocemos, y por fin dimos con un apartamento que se ajustaba a las características que necesitábamos, en el conocido portal de reservas Homeaway.

Fue la primera vez que utilizábamos este sistema, teníamos nuestras dudas sobre si funcionaría bien, por eso quiero compartir con vosotros nuestra experiencia por si alguien se encuentra en esta misma situación

El proceso fue sencillo, una vez escogida la vivienda en cuestión  cumplimenté los datos solicitados, incluidos los de pago y en nada recibí un correo con la información de la persona de contacto y la dirección exacta del apartamento.   Una semana antes a nuestro viaje contacté con la persona responsable, quedando en que volvería a llamarlo justo en el momento en que llegásemos a Bilbao, y así lo hicimos.  Nos dejaron las llaves de la vivienda en el bar de al lado y a partir de ahí ya teníamos casa en Bilbao.  A nuestra salida las instrucciones eran dejar las llaves dentro de la casa y eso fue todo.

En definitiva elegir un tipo u otro de alojamiento depende sobre todo de las características del viaje previsto.

A continuación os dejo con el video sobre la que fue nuestra casita en tierras bilbaínas.

Si te ha gustado este post compártelo por favor, y ayudarás a que nos conozca más gente.

Nota: Este post no está patrocinado por Homeaway.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *