Hotel Club Pollentia, Mallorca

Para nuestro viaje a Mallorca lo teníamos claro, queríamos un alojamiento enfocado a familias, en una zona tranquila, nada de turismo de masas con intención de beberse hasta el agua de los floreros.  Además tenía que ser accesible en transporte público.  Ya con tantos filtros la búsqueda de hotel se iba acotando y por fin lo tuvimos claro, debía ser el Hotel Club Pollentia Resort.  Es curioso lo que a cada persona le hace decantarse por uno u otro hotel, en este caso lo que inclinó la balanza fue el Baby-club, sí tal cual… Y es que después de año y medio de agitada maternidad y alguna que otra habitación de hospital, mi mente sólo pedía unas horas en pareja a remojo en una piscina sin más preocupación que si pedir un mojito o un helado…  Que si lo encontré? pues sí, eso y más.  Así que aquí os cuento nuestra experiencia.

Está situado en el noreste de la isla a unos 65 km de Palma, en la bahía de Pollença muy cercano también a la población de Alcudia.

Su aspecto me recordaba a los resorts del caribe, las habitaciones están en pequeñas edificaciones repartidas por todo el recinto conectadas por senderos rodeado todo de vegetación, lagos y patitos muuuchos patitos…

Como os decía el gran punto a favor del hotel fue su baby club, pues admiten niños a partir del año y aunque parezca extraño esto no es muy común. Además de contar con parque infantil y una pequeña piscina splash

P1050837
DSCF2179

En cuanto a la comida cuentan con dos restaurantes tipo bufé y un snack bar a la carta en la piscina.  Esto fue una de las grandes sorpresas, pues la comida era muy buena, además se esmeraron en que todo estuviese a nuestro gusto.

Algo que creo debo decir, es que el hotel no cuenta con una playa, es más bien una zona rocosa indicada para deportes de agua que para un chapuzón playero, al menos a mi modo de ver.  Quizá por esta razón cuentan con un servicio gratuito de bus que lleva a los clientes a diferentes playas de la zona.  Aunque os confieso que nosotros somos muy de piscina y pasábamos las tardes en ella después de nuestras visitas por Mallorca.

En lo que se refiere a actividades de ocio ofrecen numerosos servicios: alquiler de bicis, un montón de material de deporte o contratar excursiones por la isla.  Ya por las noches realizan espectáculos para todas las edades.  Eric y Alex se sentaban en primera fila mientras yo me quedaba tranquila más alejada tomándome un coctel, en fin, todos contentos…

Club Pollentia, Mallorca
1098 (1)

Y hasta aquí nuestra experiencia en este hotel, que me apetecía compartirla con vosotros, ya no sólo por lo bonito del lugar, sino por lo bien que nos atendieron.  ¿Conocéis vosotros otros alojamientos en Mallorca?  Cuéntanoslo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *