París, día 2